Mostrando entradas con la etiqueta 7 Picos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta 7 Picos. Mostrar todas las entradas

7 Picos una senda nueva


Aquella mañana decidimos realizar una de las rutas más bonitas que uno puede realizar por la zona de Navacerrada, Siete Picos.El día soleado prometía una jornada muy buena para practica del senderismo.
Las 9:00 de la mañana fue la hora elegida, no merecía la pena madrugar más, los días son muy largos y la jornadas suelen ser más cortas. Comenzamos el día con buen pie.
Una vez que desayunamos, iniciamos el camino que era claramente empinado. Todo el inicio seria de subida hasta llegar a uno de los puntos donde las vistas son una pasada. Pero antes como siempre la foto de inicio de ruta no se hizo esperar.
La aventura había comenzado, el pequeño grupo avanzaba rápidamente en búsqueda de nuevas sensaciones, aventuras y el disfrute de preciosas vistas. Aunque el camino de subida endurecía todos estaban disfrutando de la caminata.
Envueltos en un precioso paisaje de hermosos pinos y una vegetación florecida como la primavera ordena que este su tierra el grupo seguia avanzando y disfrutando del la naturaleza.
La majestuosidad del lugar se podía palpar a cada paso que dábamos por aquellos hermosos parajes donde la naturaleza salvaje es y sera la dueña del lugar.
La zona de rocas nos dejaron a todos boquiabiertos. Un espectáculo sin igual. Cuanta belleza junta, que demostración d poder por parte de la madre naturaleza.
Sorprendidos por las maravillosas vistas no dudamos en parar a tomar aire y disfrutar unos segundos de lo que la naturaleza nos estaba proporcionando. La ruta era todo un éxito.
Inesperadamente el grupo se amplio con unos senderistas aventureros que rescatamos de un viaje de iniciación que se había convertido en un calvario. Les invitamos a seguir nuestra senda y les escuchamos con atención su aventura montañera.

El regreso a la base fue ordenado y rápido.Teníamos que demostrar a los nuevos que nosotros teníamos claro que camino debíamos seguir. Los paisajes nos deslumbraban y la nueva compañía era muy agradable.
La celebración de final de ruta fue muy divertida y nuestros nuevos amigos supieron como nuestro grupo disfrutaba de la naturaleza. Ahora podíamos decir nuestra mítica frase.