Mostrando entradas con la etiqueta HISTORIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HISTORIA. Mostrar todas las entradas

LA PRIMERA PAGINA DEL BLOG

Mucha veces me han preguntado en las rutas cual es el origen de Abantos.¿Como surgimos? ¿La primera ruta? ¿Como nos organizamos? ¿Como surgió el logo?....

Me puse en marcha y recopile toda la información de la que dispongo en diferentes publicaciones iré mostrando la historia, anécdotas, vídeos inolvidables....

¿Nunca te has preguntado cual es la primera pagina de nuestro blog? 
 
Sí, esta es la primera pagina de nuestro blog. La fecha de publicación es:
2/9/14 18:58

Su diseño desde su creación hasta hoy ha sufrido algún que otro cambio, la foto en un inicio era otra, el tipo de letra cambio con el tiempo. La frase: “Antes que el esfuerzo, las rocas y el viento, la amistad es el componenteesencial en la montaña.” Geyson Millar.  es la original desde el principio.

Así, cuando monte el blog esta pagina, no se encontraba en el limbo. Era nuestro mensaje inicial. Me explicare mejor, tu abrías el blog y aparecía la ultima publicación pero si pinchabas en INICIO aparecías en ella.

Como se que algunos queréis echarle un ojo aquí os dejo en enlace para que la visitéis.


Espero que os haya gustado, seguiré descubriendo cosas de Abantos.

LA HISTORIA DEL PINO DE LA CADENA

http://3.bp.blogspot.com/-vereCkK_sKk/VcJjPblbaoI/AAAAAAAAiyY/WKJKShfzhyA/s1600/IMG_20150725_150540.jpghttp://1.bp.blogspot.com/-EgNt2QDseII/VbRt2V8mfqI/AAAAAAAAffw/pu2zpYoq1Pw/s1600/IMG_20150725_102450.jpg
La ruta de aquel sábado, se había convertido en un precioso paseo por aquel impresionante bosque de pinos. Como siempre una ruta más los chic@s de Abantos se lo estaban pasando genial. Llegamos a la altura de un pino y nos detuvimos. No era un árbol gigante, ni tenia ramas llamativas, ni había un nido. Lo verdaderamente hermoso era una cadena rojiza que rodeaba toda su circunferencia. Esta, contenía la inscripción: "A su querida memoria, 1840-1924".
http://estaticos04.elmundo.es/elmundo/imagenes/2010/07/17/madrid/1279357983_0.jpg
 La cadena esconde una preciosa historia del amor que un hijo tubo hacia su padre...
Como muchos otros días, Ricardo Urgoitiz amante de la montaña salió ha pasear por aquel bello paraje que tanto le gustaba. El arroyo de Navalmedio, la pradera de las Cortes...
La sombra de cualquier frondoso árbol le serbia para tomarse unos hermosos minutos de descanso, aunque él ya tenía sus preferidos.
http://1.bp.blogspot.com/-bTGAz4s4LPc/VORuSxGTi1I/AAAAAAAABlw/fB6GSmLQ5KY/s1600/141218%2B050.JPG 
Aquel día de verano de 1924, se encontraba descansando bajo la  sombra de un frondoso pino situado a la vera del camino, cuando recibió la trágica notica... Su padre había fallecido.
 http://www.tarotida.com/wp-content/imagenes/tumba.jpg 
Conmocionado, quiso Urgoitiz rendir homenaje a la memoria de su progenitor, ocurriéndosele la idea de cinchar la base del gigante vegetal donde recibió aquel mazazo con una cadena con la inscripción: "A su querida memoria, 1840-1924"


   El árbol se encontraba marcado por un maderero, para ser cortado. Urgoitiz , lo compro y llevo acabo su original memorandum.
http://www.enfocando.es/wp-content/2011/01/110101-Sintra-1362.jpg
 Con cerca de doscientos años y atado, perdón encadenado, a semejante historia, el Pino de la Cadena es una institución en la Sierra del Guadarrama. Tanto, que los agentes forestales de la Comunidad de Madrid cada cierto tiempo se llegan hasta sus pies para aumentar un eslabón a la cadena e impedir con ello que el hierro acabe estrangulando al árbol.

CLUB PEÑALARA DESDE 1913

Corría el año 1913. Un grupo de amigos aficionados a los deportes de montaña, entonces incipientes, deciden formar un club. Entre ellos hay un profesor naturalista, un profesor de Derecho Mercantil, dos astrónomos, un estudiante de Derecho, cuatro funcionarios, un tipógrafo y dos poetas. En total doce, y por eso lo llamaron Club de los Doce Amigos.

El grupo eligió como presidente a Constancio Bernaldo de Quirós, gran aficionado al montañismo, doctor en Derecho Penal, escritor, sociólogo, jurista, profesor en la Institución Libre de Enseñanza y una de las figuras clave del regeneracionismo español y comienzan a publicar la revista Peñalara, la primera publicación especializada en montañismo que vio la luz en nuestro país.
Dos años después, en noviembre de 1915, el club se transforma en una sociedad abierta y participativa, influenciado sin duda por las ideas de la Institución Libre de Enseñanza, y cambia su nombre por el de Peñalara. El club se amplía, construye refugios en todas las montañas españolas para facilitar el acceso, publica guías y hasta levanta cartografía exclusiva, como el mapa del macizo central de los Picos de Europa preparado, durante cinco años de trabajo, por José María Boada y Cándido Casquet, del Grupo de Alta Montaña de Peñalara, editado en 1935.

En 1931 el club funda el Grupo de Alta Montaña, el primero que se crea en España, que acogió, durante mucho tiempo, a los más entusiastas alpinistas del momento y realizó una labor formativa muy importante, impartiendo cursos de escalada, alpinismo y esquí de montaña.
Socios de Peñalara han participado en cinco Juegos Olímpicos de Invierno (Garmisch 1936, Saint Moritz 1948, Squaw Valley 1960, Calgary 1988 y Albertville 1992) y en multitud de campeonatos regionales y nacionales de esquí, tanto alpino como de fondo, y también en expediciones por las montañas de todo el mundo.
El Club Peñalara fue también pionero en la utilización de los medios de comunicación. Ya en 1929, las conferencias que venía ofreciendo desde su fundación se emitieron por radio.
Para celebrar su centenario, el club organizo un nutrido programa de conferencias y actividades a lo largo de todo el año agrupadas bajo el título Conferencias Bernaldo Quirós, en homenaje al primer presidente. Todas las conferencias tendrán lugar en el Jardín Botánico de Madrid.
También una exposición 1912-2013 Cien años de historia de montaña, en la que se expuso antiguo material de escalada, maquetas de la sierra realizadas por los socios, las primeras publicaciones montañeras de la época y un exposición fotográfica que recoge toda la historia del club.

UN POCO DE HISTORIA

Cuando Pedro Pidal y Gregorio Pérez pisaron por primera vez la cumbre del Naranjo de Bulnes eran conscientes de que hacían historia. Sin embargo, probablemente no intuían que su hazaña sería el punto de partida de la escalada de dificultad en España. Hoy, cien años después, el Picu sigue alimentando las fantasías de los amantes de lo vertical.


Foto: Sebastián Álvaro 
El Naranjo de Bulnes 
El 5 de agosto de 1904, don Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, se dirigió temprano a la base del Naranjo de Bulnes con una única idea en su mente, una idea que le obsesionaba desde hacía meses: subir a la cima del Picu Urriellu.

Pese a que ni siquiera es la montaña más alta de los Picos de Europa, el Naranjo de Bulnes es un monolito de piedra vertical que a principios de siglo se consideraba “inaccesible”, pues ninguna de sus vertientes parecía ofrecer una ruta obvia de escalada hasta los 2.516 metros de su cumbre.

La primera ascensión se estaba convirtiendo en un codiciado reto y no eran pocos los montañeros extranjeros que se acercaban al Naranjo atraídos por su fama de inaccesibilidad. Al aristócrata, amante de la caza, le aterraba la posibilidad de que no fuera un español el primero que pusiera los pies sobre una cumbre tan emblemática de sus amados Picos de Europa, así que decidió ser él mismo quien llevara a cabo tan arriesgada hazaña. 
“¿Qué idea me formaría de mí mismo y de mis compatriotas si un día llegara a mis oídos la noticia de que unos alpinistas extranjeros habían tremolado con sus personas la bandera de su patria sobre la cumbre virgen del Naranjo de Bulnes, en España, en Asturias y en mi cazadero favorito de robezos?”, escribió.

Para llevar a buen término su propósito, Pidal se hizo con una moderna cuerda fabricada en Londres y convenció a Gregorio Pérez, un labriego de la zona al que se conocía como “el Cainejo”, para que fuera su compañero en la ascensión.

Así pues, aquella mañana, junto al “Cainejo”, el aristócrata se dirigió a la base de la pared norte, en donde había divisado una fisura que podría conducirlos hasta la cima.

Conforme fueron ganando altura, la niebla fue envolviendo la montaña, lo que ayudó a los dos escaladores a mitigar el temor que produce la visión del vacío.

A mitad de escalada, Gregorio Pérez, que siempre fue de primero, se encontró un saliente en la chimenea que le hacía imposible la progresión. El noble subió hasta donde se encontraba el labriego y no dudó en sugerirle que trepase sobres sus hombros, incluso sobre su cabeza, para superar lo que desde entonces se conoce como “la panza de burra”. La dificultada quedó atrás y el camino estaba abierto hasta la cima, donde los escaladores formaron una gran pirámide de piedras como muestras de su paso por allí.

La bajada, por el mismo lugar por donde habían subido, resultó tan arriesgada o más que la subida. El “Cainejo” descendía a Pidal con la cuerda y luego destrepaba con gran dificultad tramos muy verticales. En el paso más delicado, la pareja, que desconocía las técnicas de rápel, tuvo que empotrar la cuerda con piedras para destrepar y cortarla más abajo, una vez superado el lance.

Pidal y Pérez fueron auxiliados por unos campesinos de la zona cuando regresaban exhaustos y extraviados en la noche por los caminos de vuelta al poblado. Habían hecho historia.                 

HISTORIA DEL SENDERISMO ESPAÑOL

            En nuestro país y desde tiempos lejanos personajes ilustres ya practicaban el senderismo y excursionismo, algunos de ellos motivados por otras actividades, como la caza en el caso de Rey Alfonso XI (1311-1350) que nos dejó el famoso Libro de Monterías, realizando un estudio ya no solo de la caza en nuestro país, sino también de los sistemas montaño-sos y bosques hispanos, donde se citan, montes, accidentes geográficos y lugares, que incluso hoy en día, se siguen conociendo con el mismo nombre. Que duda cabe, que en esas monterías del Siglo XIV por nuestro país, vivían auténticas aventuras de Senderismo y Montañismo.
 

             Otros personajes ilustres que aportaron muchísimo al montañismo de nuestro país fueron  Don Constancio Bernal-do de Quirós (1873-1959) uno de los fundadores del Club Peñalara (1913) y autor de varios libros de montañismo, así como Pedro Pidal, Marqués de Villaviciosa, que acompañado de Gregorio Pérez, El Cainejo,  hollaron en 1905 por vez primera el Naranjo de Bulnes. Así podríamos hacer una lista de personajes bastante larga, valgan estos, como homenaje a sus trabajos y gestas, para esta corta introducción a la historia del Montañismo en España.

  En los años 70, La Federación Española de Montaña (FEDME) en colaboración con Clubes, Asociaciones y Grupos de Senderismo y Montañismo empieza a marcar y balizar distintos recorridos por nuestro país que se realizan a pie, es por ello, que en estos años empieza a coger auge en nuestro país lo que conocemos como senderismo. Estos senderos los encontramos de varios tipos y longitud, marcados con distintos colores: GR, PR, SL y E.       
Senderos GR (Gran Recorrido).

           
Los GR o Senderos de Gran Recorrido
están marcados con señales de color rojo y blanco y en nuestro país podemos encontrar un buen número de ellos, que se reparten por todas nuestras comunidades.

            Generalmente estos senderos son trazados de senderismo que para realizarlos nos llevará recorrerlos más de una jornada, ya que superan en longitud más de 50 km. los más pequeños, pudiendo llegar incluso a sobrepasar los 1.000 Km. los más largos.
 A su vez estos, pueden tener el inicio de otros de menor longitud o PR o la prolongación o parte de Senderos Euro-peos E
.

             En nuestro país disponemos de una amplia red de senderos GR, que se conocen con una numeración (GR-10)y pueden recorrer incluso varias comunidades, así como sus variantes o enlaces que se conocen con la numeración del mismo, más el número del enlace GR-10.1.
 



 
Senderos PR (Pequeño Recorrido).

              
Este tipo de senderos, los PR o Senderos de Pequeño Recorrido, no superan los 50 Km. de longitud y están marcados con señales de color blanca y amarilla. Su trazado oscila normalmente entre los 10 Km y los 50 Km de longitud y en ningún caso recorrerlos nos ocupará más de dos jornadas. El marcado de las balizas que nos encontraremos serán con las extensiones como PR-M-11 Cuerda Larga y corresponderá al PR de Pequeño Recorrido
, M de la Comunidad de Madirid, y el número y nombre que le corresponda.



      Senderos SL (Senderos Locales).
      

 
 Los SL o Senderos Locales, son trazados generalmente cortos, aquellos que para recorrerlos emplearemos una jornada o menos en su desarrollo. Estos los encontraremos con marcas de color verde y blanca, y normalmente se encuen-tran cerca de alguna población, por ello la extensión o nombre que se cifra el los paneles informativos del sendero son: SL de Sendero Local la primera letra de la población y el número que le corresponde SL-V-18.1-La Gotera - Assegador d' en Priu de Villafranca del Cid, en Castellón, Comunidad Valenciana.        Senderos E (Europeos).

               
Dentro de nuestro país también podemos encontrar senderos E o Senderos Europeos, que van en busca de una prolongación por distintos países del viejo continente. Estos enlazan con otros países de Europa y se van prolongando y alargando, sumando kilómetros y kilómetros, de país en país, formando ya un corredor natural internacional. Como ejemplo citaremos el E-3  Sendero Europeo de Gran Recorrido que va desde Santiago de Compostela (GR- 65) o Camino de Santiago o Ruta Jacobea (A Coruña) Galicia, hasta Ártánd (Turquía), atravesando pues, todo el norte de nuestro país,  por la Cornisa Cantábrica, Francia, Luxemburgo, Bélgica, Alemania, República Checa, Polonia, Eslovaquia, Hungría, Rumania, Bulgaria y Turquía. ¡Casi nada! y todo ello atravesando las Cordilleras y Montañas de los Pirineos, los Altos Tatra, los Cárpatos y los Balcanes.



      Senderismo para todos los gustos

Nuestro país es rico en cuanto a diversidad natural, por todas y cada una de nuestras comunidades podemos encon-trar infinidad de senderos y una gran variedad de travesías que podemos realizar a pie. Senderismo para todos los gustos, edades y dificultad, además podremos recorrer Parques Nacionales, Parques Naturales, Entornos Protegidos, PlayasBosques, etc... con una amplia red de rutas y travesías que nos llevarán hasta el lugar más recóndito.