Mostrando entradas con la etiqueta Maliciosa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Maliciosa. Mostrar todas las entradas

Bola del Mundo la penultima del año.

Se apaga el año 2019 y en el penúltimo suspiro del año los valientes ruteros de Abantos decidieron realizar una pequeña pero hermosa ruta a las Guarramillas o como todos conocemos como la Bola del Mundo. En esta ocasión la ruta se programo para el lunes 30 y muchos eran los que trabajaban y no pudieron acudir a la cita.
Llegamos a las nueve de la mañana al Puerto de Navacerra. El parking no estaba abarrotado de coches y el numero de gente por la zona no era excesivo.Desayunamos para coger fuerzas y ponernos al día con el tema de las Navidades.
Iniciamos la marcha por la ya conocida pista de cemento que pasa cerca del edificio de la Cruz Roja. Nuestro camino de ascenso no seguiría el trazado de cemento por donde antaño paso la Vuelta Ciclista, nosotros cruzamos la valla y continuamos por la pista de tierra.
Elegimos aquel lugar para realizar la foto de inicio de ruta y alguna otra . Desde aquel punto podíamos identificar lugares que en otras ocasiones habíamos visitado.

Ascendimos tranquilamente por la pista hablando sobre aventuras anteriores, las navidades y otros temas. Realizamos alguna parada para tomar aire y disfrutar de las hermosas vistas que el día despejado nos ofrecía.
Llegados a la cota 1960m en lo que se conoce como el Hombro de los Emburrideros realizamos una parada para disfrutar del paisaje, beber agua y quitarnos ropa. El camino que teníamos por delante era empedrado y empinado.

Iniciamos el camino que nos llevaría hasta la pista de cemento, ultimo tramite hasta llegar a nuestro objetivo. Paradas continuas para disfrutar de las vistas y como no tomar un poco de aire. Cada vez estaba más cerca nuestra meta principal.
Desde aquel punto veíamos nuestro objetivo, la Bola del Mundo, que aunque parecía estar cerca aun quedaba un largo camino.Disfrutar de aquellos paisajes no tenía precio.

Llegamos a la pista, ahora el camino aunque más liso era duro por la inclinación del terreno pero las paradas con miradores incluidos daban un aire de aliento a nuestro pequeño grupo. 
Llegamos a la zona donde llega el telesilla, pero antes de visitarlo y ver si el bar estaba abierto contemplamos a la majestuosa Peñalara y trazamos con la vista una de las rutas que semanas antes realizamos por aquel hermosos lugar. ¡Mirar Segovia!
Sí, antes de llegar a la Bola donde el telesilla deja a los no tan intrépidos montañeros hay un bar. Como nos imaginamos estaba cerrado.Unas fotos en el telesilla...

Una visita obligada estando en el lugar es a la Virgen de las Nieves. Accedimos al lugar y le pedimos nuestros mejores deseos montañeros para el futuro 2020.
Continuamos el camino a nuestra meta del día. la nieve se interpuso en nuestro camino y no pudimos evitar el toquetearla jugar con ella y realizar alguna foto en el lugar.
Llegados a la Bola del Mundo disfrutamos no solo de las majestuosas construcciones sino de los paisajes que desde aquel lugar se podían contemplar.
Elegido el lugar para comer con unas magnificas vistas a la Maliciosa, la Pedriza, el embalse de  Santillana en Manzanares el Real, la Pedriza con el Yelmo y a la derecha el embalse de Navacerrada ... Todo acompañado con un cielo azul despejado, ayudaba aun más a disfrutar del momento y del lugar.
Iniciamos el duro camino de regreso. No por el terreno que era favorablemente descendente, no. Nadie quería abandonar aquel hermoso lugar. 
El camino de vuelta tranquilamente lo realizamos por la pista de cemento. Paramos algún vez para disfrutar de las vistas. 
Llegados al Puerto de Navacerrada disfrutamos de nuestro fin de ruta brindando por otro ruta conseguida

Podíamos decir aquello de:




Embalse de la Maliciosa un paseo invernal.

A las 9:00 de la mañana estábamos en la Pastelería Cafetería DomCa,lugar de encuentro elegido por tener un local acogedor, un servicio extraordinario y una gama de productos de gran calidad. Como siempre todos llegamos a la hora, disfrutamos del desayuno y nos pusimos al día de nuestros asuntos.

Iniciamos el camino, por las calles de Becerril de la Sierra en dirección a los pies de la Maliciosa. La avenida de José Antonio parecía no acabar nunca y cuando llegamos a la carretera M-617 y cruzamos por el paso de peatones para coger el sendero, se podía decir que la aventura ahora sí había comenzado. Fue el momento que elegimos para realizar nuestra foto de inicio de ruta y alguna más con la Maliciosa de fondo.
La senda paralela al arroyo nos llevo hasta otra de mayores dimensiones que nos dejaría en el embalse de la Maliciosa. El camino era amplio y cuando llegamos a Vista Real Club Escondido este comenzó a tomar forma de fuerte ascensión.
El paisaje era semejante a la Pedriza, sus rocas tomaban formas muy singulares y extrañas. Nos paramos varias veces a descansar y fotografiar aquel extraño y hermoso paisaje con un fondo espectacular de la Maliciosa.
La cuesta, cada vez se ponía más dura pero a nosotros nos daba igual, nos lo estábamos pasando muy bien y disfrutamos del camino. Paradas para tomar aliento y fotografiar el paisaje y continuamos la marcha. 
Llegamos a la señal donde la senda continua pero ya de descenso o nos desviábamos hacia el camino que nos llevaba hasta la Maliciosa. Elegimos el segundo. Fotos de la Maliciosa y del paisaje de Becerril de la Sierra y Navacerrada, que en breve visitaríamos.
Seguimos la senda que ponía la Maliciosa 3 km y nos topamos con el embalse del mismo nombre. Un lugar frió, de vistas preciosas a nuestra montaña de caminatas nocturnas. Un paraje donde las fotos no cesaron. El grupo continuo el camino dirección a la Maliciosa pero aquella ruta no estaba programada por aquella zona y tocaba regresar hasta el cruce y luego descender siguiendo la amplia senda que minutos antes abandonamos.
El descenso por el sendero fue rápido, pero las paradas para contemplar el embalse de Navacerrada fueron varias. Las vistas del embalse eran espectaculares pero si uno giraba 180º se daba cuenta que las vistas eran espectaculares. La Maliciosa no quería despedirse de nosotros y ahora hasta podíamos ver la Bola del Mundo.

Llegamos a la carretera M-607, la que una vez más teníamos que cruzar. Nuestro destino era sin duda el embalse de Navacerrada. Caminamos por las calles de aquella arabización que no se si pertenecía a Navacerrda o a Becerril de la Sierra.

Bueno, minutos después supimos que estábamos en Navacerrada, los carteles la delataron. Entramos  Entramos en un precioso paseo, donde la gente disfrutaba de la naturaleza cerca de sus casa y este nos llevo hasta el majestuoso embalse de Navacerrada.
Paseamos por la orilla del embalse, las vistas de la Maliciosa eran una vez más un espectáculo impresionante. Por decisión unánime montamos el campamento y nos pusimos a comer. Ningún restaurante tiene unas vistas tan maravillosas. El embalse de Navacerrada a un lado y al otro la majestuosa montaña.
El descanso llego a su fin e iniciamos la marcha para recorrer el ultimo tramo de nuestra ruta del día.
Caminamos por la orilla del embalse, subidos por las piedras, paseado por la arena hasta que llegamos a la puerta de salida que hay a la altura de la presa.
Cruzamos la carretera hasta un pequeño mirador, desde el que contemplamos una vez más el precioso paisaje de fondo.
Descendimos por la carretera, calle abajo, entrando en Becerril de la Sierra. Dejamos las mochilas y el resto de equipo en los coches y nos fuimos a un local cercano ha celebrar el final de ruta.