Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS. Mostrar todas las entradas

Aprender a caminar.

 Caminando hacia la cima del Monte Abantos, me di cuenta de que alcanzar una cima es un reto que uno tiene que tomarse con calma. Aprender a dosificar las energías es muy importante para poder llevar acabo cualquier caminata, sencilla o de más envergadura. Os lo dice una persona que ha realizado la Transtrevinca una ruta de 90 Km y que sufrió duro para completar el trayecto.

  Cuando comencé aquella proeza en mi cabeza resonaba una frase que había escuchado a los ancianos del lugar.

"Empieza caminando como un viejo, 
para llegar al final como un joven"

  Creo que desde siempre me he fijado mucho en la forma que tiene cada uno cuando camina, unos parecen unos patos otros caminan a saltos, otros parece que se van a caer... Siempre he querido mejorar mi estilo, pero uno es humano y que queréis que os diga no tengo ni idea ni de como pongo un pie delante del otro; seguramente camino como un pato mareado, ja, ja.

  Todos cuando nacemos aprendemos a caminar por intuición, muchos lo hicimos antes de hablar y con el paso del tiempo hemos ido cogiendo malos hábitos que  han convertido en lesiones a lo largo de los años. 

En conclusión, no sabemos caminar, yo el primero así que aquí os dejo un vídeo para que aprendamos a caminar correctamente. 


Espero vuestros comentarios, para saber si camináis bien, os sirvió para algo o simplemente "Se que camino como un pato" lo mio ya no tiene arreglo...

Casillas el Tiemblo en busca del Castañar

Aquella mañana de Noviembre una semana más decidimos realizar un precioso paseo por el siempre otoñal pueblo de Casillas. En esta ocasión no pasearíamos por los preciosos castañares que rodean el perímetro del pueblo. Nuestro objetivo era llegar hasta el hermoso Castañar del Tiemblo.
Quedamos en el lugar de siempre el bar la Rama nos sirvió de refugio para tomar fuerzas para nuestra nueva aventura. El monte de Casillas y su puerto a 1768 metros anunciaban que nos encontraríamos nieve en el camino.
Antes de iniciar nuestro camino como ya es tradición nos colocamos todos en posición y realizamos la foto de inicio de ruta.

Nuestros pasos se dirigieron rápidamente por las estrechas callejuelas del pueblo. Alguno se fijo en Cooperativa de Castañas y otros les encanto su pequeño ayuntamiento. 
Llegamos a la senda que ascendía hasta la Preciosa y pequeña Ermita que Casillas tiene en ese lugar tan hermoso. El grupo no pudo resistirse a realizar una pequeña parada en aquel lugar y disfrutar del entorno.



Teníamos que ascender aun un poco más por caminos que se encontraban rodeados de preciosos paisajes otoñales. El aire de pureza que se respiraba en el lugar nos regalaba vida a todos los miembros del grupo.


La llegada al precioso y espectacular Puerto de Casillas nos hizo disfrutar a 1768 metros de hermosos paisajes. Nadie se esperaba el manto blanco que en el había pero se podía intuir antes de iniciar nuestro camino que la nieve llegaría al lugar pues las cuotas de nevadas anunciadas días antes eran de 900 metros. 
 

Nuestro nuevo sendero blanco por momento nos adentro en ese precioso paisaje de montaña donde los ojos van continuamente disfrutando  de la belleza que el horizonte nos muestra


Llegamos al Pozo de la Nieve lugar desde el cual pudimos seguir disfrutando de los paisajes y como nosotros somos unos grandes aventureros decidimos visitarlo.
El Área recreativa de las Barrancas nos recibió como a unos domingueros más. Aquel lugar cuidado y en un precioso paraje nos conquisto a todos.

Nuestro próximo objetivo era el Castañar del Tiemblo, que para eso habíamos venido. El castaño del Abuelo fue uno de los primeros lugares que visitamos. La foto no se hizo esperar con aquel castaño centenario.

Caminamos por aquel castañar disfrutando de hermosos ejemplares que a todos nos sorprendían. Por todas partes podíamos ver árboles centenarios de hermoso ramaje. El color del otoño lo cubría todo.
Caminamos por aquel castañar disfrutando de hermosos ejemplares que a todos nos sorprendían. Por todas partes podíamos ver árboles centenarios de hermoso ramaje. El color del otoño lo cubría todo.
Nos costo mucho irnos de aquel lugar pero teníamos que regresar a casa. Grabado en nuestras cabezas quedaban los recuerdos de aquel precioso castañar. Casillas nos esperaba para comentar la ruta del día.

Caminamos entre pinos, castaños, robles y otros árboles de aspecto otoñal que fueron iluminando nuestro regreso. La ruta del día había sido una preciosidad y todos nos íbamos con muy buen sabor de boca.
Llegamos a Casillas dejamos nuestra equipación en los coches y nos fuimos a celebrar nuestra preciosa ruta al Bar la Rama, nuestro lugar de encuentro y celebraciones en Casillas.

Ahora si podíamos decir aquello de:

La aventura de Hoyo Cerrado

 El sol de la mañana anunciaba un nuevo día de calor pero eso a los aventureros chavalotes de Abantos no les echaba atrás.Nosotros podemos con todo. La ruta de aquel sábado era en Soto del Real un pequeño gran pueblo de la Comunidad de Madrid donde ya antes hemos vivido numerosas aventuras.

Llegamos a la hora establecida, 9:00 de la mañana. El local donde siempre desayunamos en Soto del Real nos acogió una vez más como sus clientes VIP. Nos encanto su atención y su agradable personal.
Nos desplazamos con el coche hasta el que seria el inicio de la ruta. Un camino de cabras que solo nosotros y cuatro locos decidimos transitar. Equipación colocada y todos en marcha teníamos un duro camino por delante que caminar.
¡Hey! ¡La foto de inicio!
El camino estaba despejado y el cielo parecía estar cabreado. ¡Nosotros teníamos la culpa! Bueno todos llevábamos chubasquero...

La senda, empezó empinarse y el cielo gris nos seguía amenazando. Nosotros disfrutábamos de la belleza del lugar. Aquella senda con altos pinares a los lados nos estaba gustando mucho. Parada para una preciosa foto y disfrutar del paisaje.
Entre las ramas de los pinos contemplamos la belleza de las montañas cercanas. Los truenos anunciaban que cerca mas de uno estaba luchando contra el tiempo. Mientras solo nos lloviera todo nos iría bien.
Un cartel nos indico la nueva senda a seguir. Estábamos en el buen camino disfrutando del lugar y sobre todo de la compañía.
Un alto en el camino,retomamos fuerzas, el calor nos estaba matando lentamente.
-¡Hey! Quietos hay.
Una preciosa foto para el recuerdo en aquel mirador.

1, 2... tronaba sobre nuestras cabezas, la lluvia hizo su aparición y todos nos colocamos nuestro equipo antilluvia. Seguimos avanzando por la senda que nos llevaba entre aquel bosque. Tres minutos bajo aquel chaparron y todo se calmo. Creo que San Abantos le hecho una reprimenda al dios de las tormenta que esta se marcho.

El cielo se despejo, la luz se hizo y seguimos nuestra aventura por aquel precioso paraje. Un alto en el camino una mirada atrás, todo era tan hermoso.
El típico lugar donde el barro se hizo hace mucho tiempo dueño del sendero. Nosotros lo pasamos como pudimos. El lugar que queríamos visitar estaba tan cerca...


¡Hoyo Cerrado! El animo del grupo creció, una vez más estábamos en aquel hermoso lugar y...
¡Era la hora de comer! Ja, ja...
Un tentempié sentados bajo la sombra de unos pinos que sobrevivían como podían,
Como no una vez retomadas las fuerzas, foto aquí, otra para mi book....
El descenso fue muy rápido. Una vez el guia se mosqueo por nuestro descenso por atajo... ¡Que nos estaban llamando las cervezas fresquitas!