miércoles, 21 de enero de 2015

CHORRO GRANDE LA GRANJA

Llegamos escalonada mente a la rotonda de entrada de La Granja de San Idelfonso. Antes de comenzar la ruta teníamos que coger fuerzas para poder afrontar el camino. El grupo al completo nos desplazamos hasta un pequeño local donde nos sirvieron unos riquísimos churros con chocolate.


 Antes de ponernos en marcha teníamos como siempre que hacer foto de inicio de ruta. Pero no podíamos hacernos una sola teníamos que hacernos por lo menos dos, que menos.


Arrancamos el camino, pero no habíamos recorrido ni 200m cuando Astrid dolorida por una lesión, decidió no continuar el camino. Para no dañase más. Todos nos entristecimos muchisimo. nos despedimos de ella y seguimos nuestro camino.
Pasamos la plaza de toros, rumbo a una urbanización de donde salia nuestro camino.
Antes de que el grupo iniciara la ruta por el camino nos tomamos una foto en grupo.
 Comenzamos ha andar. Volvimos a los viejos tiempos. Que parecía que habíamos olvidado. Fotos a todos y de todo. A los gemelos de rojo.

 A Antonio pisoteando el hielo
 Agitando los brazos...
 Nos encontramos con el primer obstáculo del día. Un pequeño riachuelo que estaba congelado en la zona donde desviamos cruzar. Pero Javi como el caballero que es ayudo a las féminas a cruzarlo.


 Por que no unas fotos en el lugar



 Continuamos el camino y como no en el primer lugar que pudimos nos hicimos otras fotos de grupo.



Nuevo obstáculo. Teníamos, dos maneras de cruzarlo. Por una zona helada o entre piedras agarrados a un tronco. Todos probamos los dos métodos.
Foto de grupo


 Antonio gastando bromas con el tronco y esperando a que las chicas cruzaran.



 Foto a traición de nuestro guia. ( Alfonso ) Es más escurridizo...


 Fotos y más fotos de la gente del grupo. Aunque todos cruzamos. La senda no era la que había al otro lado del río. Lo cierto es que todos tuvimos que desandar lo andado.

El cachondeo del palito continuo un largo rato. Lo que nos divertimos.


Al final llegamos a la cascada. Donde disfrutamos como enanos de aquella preciosidad.



Las fotos se sucedieron. Nadie se quería quedar sin foto.









 Todos queríamos salir en el grandioso fotocol que teníamos de fondo.






 Intentos por subir a lo más alto para la foto perfecta.

 Nadie se quería perder una foto junto aquella magnifica cascada helada.



 Selfies, muy divertidos.

Nadie, se quería ir del lugar pero, teníamos que subir un poco para ver el nacimiento de aquella preciosidad. Casi a regañadientes nos pusimos en marcha.


Seguimos una senda, que en un momento dado desapareció y el grupo reculo para buscar el camino correcto. Mija y Iñigo ,que estaban muy lanzados decidieron buscar una ruta alternativa y entre piedras y agarrándose a donde pudieron llegaron hasta el objetivo del grupo. Nacimiento de la cascada.





Las vistas desde aquel lugar eran impresionantes. Nos tumbamos relajada mente sobre un gran peñasco. Desde el divisábamos todo el horizonte. La Granja, Segovia, la gran llanura de Castilla... Un paraje increíble. El grupo encontró la senda y no tardaron en llegar hasta donde estaban Iñigo y Mija.







 
Se tomo una decisión unánime, comeríamos en aquel lugar. Nadie se opuso.

 El mejor momento del día. La hora de la siesta.



 Comimos y luego sesteamos felizmente.

 Mija se sorprendió al contemplar la imagen del perfecto montañero. Aunque solo fuese el modelo.


 Varias fotos robadas a nuestras chicas.

 Las vistas eran impresionantes.




 Para celebrar, el nuevo año. El cual no habíamos celebrado todos juntos. Brindamos con sidra y una botella de Ron-miel que tanto le gusta a Mija. Fue todo un detallazo.

 
Nadie se quería ir pero, llego el momento de marcharse. Pero antes teníamos que ir al completo a ver el nacimiento de la cascada que horas antes habíamos visto.

 Nadie se quiso perder una foto en aquel lugar.

















 Esta fue una de las muchas que el grupo se hizo al completo.


No pudo faltar la mítica foto de ¿ Hacia donde vamos?

 
A regañadientes nos tuvimos que marchar del lugar. El tiempo se nos echaba encima y ya era hora de retornar a nuestros coches. Pero, conociendo nos... Las fotos no faltaron.



 Fotos con paisajes de fondo.






 Cualquier tronco es bueno para una foto, pero este era especial.




 Unas cuantas fotos más y seguíamos el camino, hasta que...
 Como íbamos a dejar que nuestros chic@s se colgaran de ese tronco y nadie les hiciera una foto.




 








 
Una vez en el pueblo, no pudimos resistirnos al ver aquel paso de peatones en hacer la foto graciosa del día.

 Albeeertoooo!
 Que biene un coche loocos!!!
 Os dejo un rato solos y... Cooooocheee!!!

Celebración típica del grupo Ab@ntos de fin de ruta.
 
Ahora ya podíamos decir eso que siempre decimos al finalizar una ruta.

¡¡¡ RUTA CONSEGUIDA !!!