miércoles, 18 de marzo de 2015

CERRO SALAMANCA

Un fin de semana más. iniciamos nuestra ruta desde el Puerto de Guadarrama. La semana anterior se nos había quedado clavada la espinita de ir al Cerro de Lijar y no habíamos podido.

Fuimos llegando, a cuenta gotas. Lo primero era desayunar y luego ya nos iríamos de ruta.
Tostadas con tomate al más puro estilo senderista.

Un Cacao bien calentito nunca puede faltar.
Iniciamos la marcha, rumbo a nuestros tres objetivos. Cerro Piñonero, Cabeza de Lijar y Cerro Salamanca. La foto de inicio de ruta no podía faltar.


Iniciamos la marcha. La subida al primero de nuestros objetivos no iba a ser un simple paseo. Avanzamos por la senda donde peatones y vehículos a motor tienen que convivir. Pero no encontramos ni a unos ni a los otros en ningún momento. Al llegar a una cancela tomamos la senda que trascurriría entre el pinar. Momento fotográfico, que no podía ni debía faltar.



La subida al cerro Piñonero, no estaba siendo nada complicada. La senda estaba bien definida y la subida no era excesivamente empinada. A medida que  cogíamos altura las vistas eran más impresionantes.


Una subida impresionante.


La senda era preciosa

Llegamos al cerro Piñonero. El bunker era una visita imprescindible. No solo por lo que representaba , sino por las impresionantes vistas que desde el se apreciaban.
Unas vistas de lujo.

Bajando a explorar.

Interior del bunker

Puerta bloqueada
Madrid al completo

foto de grupo.



Teníamos que seguir el camino. Cabeza de Lijar nos estaba esperando. Seguimos la senda. que estaba muy bien señalizada.
Blanco, rojo y verde.

Primero bajamos un poco y luego iniciamos la subida a nuestro siguiente objetivo.

Animo chicos que no esta tan lejos.


En el ascenso nos fuimos encontrando diferentes formaciones rocosas que tuvimos que esquivar. Pero vimos una que no pudimos resistirnos en hacernos unas fotos. Bueno cuando digo unas , fueron muchas.
Foto de grupo.

Las chicas a un lado y el Mija haciendo el cabra.

Todos sacando fotografías a las chicas.

Guapas!!!

Todas con la bandera!!!

¿ a donde vamos ?

Mija y la bandera.

ja, ja, ja que gran foto.

Guapos!!

Los chicos de negro.
 Las chicas decidieron posar en el lugar.



Posando.
Tras el momento fotos en las rocas. la cima del Cerro estaba cerca. Solo teníamos que caminar un ratito más.


El chico siempre tan caballeresco.

Seguíamos las marcas en todo momento.

Unas vistas preciosas.

El fondo era impresionante.

¡Chicos! ¡Chicos! El Cerro de Lijar esta...
Llegamos a la cima. No había mucha gente, eso favoreció el momento foto. Las hicimos de todas las formas y lugares.
Sobre el muro

 Cartel informativo
 Vistas impresionantes.
 Ellas sobre el muro.




 El bunquer del Cerro de Lijar.
 Foto en el Punto geodésico.









 Fotos de Mijar subido  en la pared.





 Carme y esto?
 Vistas desde otros puntos.

Fotos en la puerta del bunker.
Sesión fotográfica en las escaleras del arranque de bajada.







Tras aquella, casi inacabable sesión fotográfica iniciamos el camino a nuestro ultimo objetivo el cerro Salamanca. Nuevamente teníamos que descender. Llegaríamos hasta la pista y desde allí iniciaríamos el ascenso hasta nuestro ultimo objetivo.
Iniciamos el ascenso 
 Subida directa, entre pinos.


Llegamos a la cima del Cerro Salamanca. Las vistas eran impresionantes. El refugio, ruinoso de su cima, nos impresiono. Algunos fuimos a inspeccionar, pero poca cosa. Había mucha suciedad, un colchón y poco más.
 Vistas impresionantes

 Tocaba ya el comer. Buscamos un lugar protegido, para no recibir las ráfagas de viento procedentes del Norte.

El camino se nos hizo corto. Decidimos ir hasta el siguiente cerro que estaba cerca y tenia una construción que nos pico la curiosidad conocer.

 Encontramos restos de un fortín.


 Fotos de la valla que separaba dos sendas.

 Miembro del grupo explorando el terreno.
 Sesión fotográfica en aquellos restos de la guerra.





Ahora, sí que sí nos tocaba volver. Regresamos al Cerro Salamanca y luego descendimos hasta la pista. El retorno al coche lo hicimos por esta. El descenso ya era más relajado y las vistas en todo momento fueron impresionantes.




 Foto divertida en la escalera de la cruz caída.



 El selfie mítico.



Dos contra tres y van y nos ganan.


ahora tocaba el momento celebración. La ruta había sido todo un éxito.arriba, abajo...


Una vez más podíamos decir aquello de:
¡¡¡ R U T A   S U P E R A D A !!!