viernes, 24 de julio de 2015

MIRADOR ALTAR MAYOR

Eran las 8:30 am, el punto de encuentro estaba bastante claro. A cuenta gotas fueron llegando cada uno de los componentes de aquella nueva ruta.

Una vez que todos llegaron, teníamos que supervitaminarnos y mineralizarnos.
Justamente en la cera de enfrente había un bar y acabamos en el desayunando.
Una vez que cogimos fuerzas, todos para el coche que teníamos que ir al embalse de La Jarosa. Desde ahí arrancaría nuestra ruta del día.
Iniciamos la marcha por aquella carretera asfaltada...¡¡ La foto de inicio de ruta !!
Caminamos felices hacia nuestro destino. Pasamos diversas La Jarosas( I,II...)-
Seguimos las rutas marcadas por balizas de color azul y plateado que corresponden a las rutas del Agua y del Bosque Plateado. En un momento preciso, seguimos la pista asfaltada ( ruta del Bosque Plateado).

En un preciso instante teníamos que girar a izquierdas pero el GPS nos traiciono y seguimos recto. ¡¡ STOP !!. Marcha atrás, encontramos el sendero y nos dirigimos a nuestro primer objetivo. Saltar la cerca de  Felipe II.
Ahora tocaba caminar un poco en paralelo a el muro y a unos pocos metros enlazaríamos con una nueva senda.
NUNCA HABÍAMOS ESTADO TAN, TAN CERCA DEL VALLE DE LOS CAÍDOS HACIENDO UNA RUTA.
No seguimos el camino dirección al Valle, nuestro objetivo era otro. Lo primero que vimos fue la antigua cantera. El lugar era un poco desértico, pero como siempre la marca de refresco de cola había dejado su huella.
 seguimos la senda y cuando llevábamos un ratito nuestros ojos no se lo podían creer. Escaleras en medio de la nada y una edificación en lo alto. Para ya que fuimos. Estábamos ante el Mirador del Valle de los Caídos.
 


Hubo el momento paparazi!!




Descendimos, para seguir nuestro camino. Nuestro siguiente lugar a visitar era el Mirador del Altar Mayor. Nos íbamos a hartar de subir escaleras. Ya veíamos el inicio. No había marcha atrás.
Bueno aquí dejo este vídeo para ver lo impresionante de la escalera. (379 escalones).
 Las vistas eran impresionantes. Nos encontramos con el Guarda Forestal, que vigilaba la sierra, desde aquel punto privilegiado.
Las vistas eran maravillosas. Tuve que dejar constancia.
 
Con desgana, abandonamos el Mirador del Altar Mayor, y bajamos por las escaleras del Vía Crucis...

 El puño de Javier!!
 Me troncho!!
 Aun nos queda un buen calvario


Había que comer, en el próximo altar. Bueno en la próxima!

La tormenta se avanzo sobre nosotros. Menos mal que encontramos un lugar donde resguardarnos. Ya de paso nos pusimos a comer.
Acabamos la comida y reiniciamos la marcha. Seguíamos sorprendiéndonos de todo lo que nos rodeaba. Como siempre dejábamos unas fotos de recuerdo.
Venga anda sigamos el camino. Menudo día me estáis dando!! Ja , ja Maravilloso e inolvidable. Habíamos perdido un poco la senda así que a tirar de GPS y aparecimos en la carretera que va al Valle de los Caídos.
 Hormigón puro hormigón. Para toda la vida.
El camino de vuelta fue muy divertido. Tuvimos que saltar una tapia. Los terneritos, caminando por el borde de la carretera...



Para celebrarlo acabamos en un local que conocía Javier. Taberna 1929 (Club Social La Jarosa III)

Ahora sí que sí podíamos decirlo y con un gran grito:  
¡¡¡ RUTA SUPERADA !!!