miércoles, 5 de agosto de 2015

PINO DE LA CADENA

8:20 Navacerrada. La vida en el pueblo parecía no arrancar a gran velocidad. Aparque muy bien y cuide el sitio a mis compis que estaban apunto de llegar.
Todos llegaron, minutos después. Ahora tocaba desayunar. Ya estábamos hay destruyendo la paz de Navacerrada.
Unos abrían a partir de las 9;00 otros a no se sabe y este era el único que tenía sus puertas abiertas acabamos en el. Cafés con leche para...
Ahora teníamos que ir a nuestro punto de partida, el embalse de Navalmedio.
Iniciamos la marcha, pero antes unas fotos de grupo.

Bueno primera información, para que os quede claro. Esta ruta no es ni lineal ni circular.
- ¿Como?.
Es una ruta en forma de ocho.
Iniciamos la marcha. Una suave subidita a un ritmo intenso. Bueno, que sí que paramos ha hacernos fotos. Eh!.
 Valla tres pimpiolos!!
 ¡Biciiiiiiiii!

Subimos, subimos. Hasta llegar al Pino de la cadena. El árbol más singular de la Sierra de Guadarrama está atado a una historia de amor. En realidad está encadenado y la historia narra el cariño que un hijo tuvo a su padre... (ver).
 
El momento foto no se hizo esperar. Desde todos los ángulos, tirando de filtros...
 









Venga chicos, que luego regresamos!
Continuamos nuestro camino. Tocaba subir y subir. Vimos sufrir a un ciclista la dureza de la cuestecita pero, nosotros ya tenemos muchos kilómetros en nuestras piernas y...


 Gracias a ella, los ciclistas nos daban paso. Ja, ja. Una maquina subiendo.

El bosque se acabo. Hasta aquel instante los rayos del sol luchaban para conquistar el sendero que habíamos recorrido. Estábamos en la estación de Navacerrada. Venga, venga la bandera y foto aquí y foto...


 yo explorándolo todo, todo.










 Unos caramelos ricos, ricos.

Nos teníamos que ir cuanto antes. El sol les estaba trastornando. je, je. a el pequeño Javier le dio una pataleta y quería quedarse. Paloma...-Dios, que alguien la despierte!!! Que parece una indigente!!!
 
Vamos nos, vamos nos que... Iniciamos la marcha aunque a alguno le costaba....
Venga chicos el bosque nos espera!!!


 
Los rayos de sol continuaron su batalla particular y nosotros el descenso a los coches. El paisaje era una chulada, al igual que el grupo que formábamos la ruta ( Valla peloteo eh!!)







La divertida pareja!


Bosque y más bosque.



Teníamos que comer, los estómagos empezaban a rugir y nuestros pies pedían un descanso. Triunfaríamos si pudiéramos meter nuestras pezuñas a remojo. Dicho y hecho.
 





 Llego la hora de la siesta. Zzz!




En el ,lugar se estaban los de Pixar rodando Bichos3.








Y también había un saltamontes nadando, una araña que se tiro al agua de cabeza, una lagartija que...
Tocaba levantar el campamento y seguir el camino por aquel precioso bosque. La sombra se agradecía con la tripa llena.
 
 
Nuevamente, pasamos por el Pino de la cadena y claro foto, foto...

 
El coche y el embalse ya lo teníamos hay, tan, tan cerca... Pero una preciosa formación rocosa nos ofreció una panorámica para que nuestros móviles, echaran humo nuevamente.








 

 

 




La ruta llego a su fin. Teníamos que celebrarlo, como muchas otras veces.

Ahora ya podíamos gritar aquello de...
 
¡¡¡ RUTA SUPERADA !!!