lunes, 8 de febrero de 2016

PICO DE BAÑADEROS

Habíamos quedado a las 9:30 en el pintoresco pueblo de Buitrago de Lozoya. Desayunaríamos en el lugar y luego nos iríamos en coche al punto de salida.
Aproximadamente quince minutos en coche y llegamos al punto desde donde saldríamos, Puerto del Cardoso. Nos pusimos el equipo y a caminar. La foto de inicio de ruta un clásico de nuestras salidas no tardo.
Iniciamos el camino por una pequeña senda que discurría entre pinos y la abandonamos casi de inmediato para iniciar la primera de varias subidas que nos tocaría hacer en esta nueva jornada rutera. El nuevo sendero transcurría por un bosque de pinos, con una clara tendencia ascendente y muy poco definida. Comenzaron las primeras risas del día.
El sudor también hizo su aparición. Estaba siendo un comienzo explosivo.
Pero como siempre todo tiene su recompensa, para nosotros fueron las impresionantes vistas del lugar. La caseta de las Majadas, hacia las veces de mirador y nos mostraba la belleza del entorno.

Nuestro camino seguiría siendo de ascenso un buen tiempo. El primer objetivo lo teníamos a la vista pero aun tendríamos que sudar unos metros más.
Llegamos al Pico Picayuelas y no nos pudimos resistir. El lugar era una precioso y las vistas no se podían dejar de observar.


Iniciamos el descenso, alegremente, el siguiente pico nos esperaba. En esto que bajábamos uno del grupo tubo un resbalón y choco contra las duras y frías piedras del camino. No se hizo mucho, pero el dolor del topetazo estaba hay. Seguimos la senda con la preocupación de que se hubiera hecho más de lo debido.
La siguiente subida fue progresiva con una llegada de esas que matan al finalizarla. el Pico de Bañaderos estaba conquistado.











Fue el momento de sacar la bandera y realizar miles de fotos. La diversión se palpaba en el ambiente.


















































 Descendimos hasta el puerto de la Hiruela, en el las fotos no se hicieron esperar.




Somos unos diablos...
 Javier dolorido, decidió regresar...

¡Alma de cántaro! ¿A donde vas? Somos un grupo y aquí nadie regresa solo. Todos decidimos regresar con nuestro compañero. Los dos picos que faltaban ya los subiríamos en otro momento.





 









 Llegamos al final de la ruta. Nos habíamos divertido muchísimo.





Bajamos a Buitrago y comimos como buenos senderistas en la plaza del pueblo.


Rebautizamos la ruta como, Pico de Bañaderos ya que fue el ultimo pico que visitamos. Ahora ya podíamos decir eso de:
¡¡¡ RUTA SUPERADA !!!