sábado, 7 de octubre de 2017

ALTAR MAYOR

  Guadarrama fue nuestro punto de encuentro una vez más. El bar Manolo se convirtió en el punto de encuentro. Un lugar donde nos tratan muy bien y el desayuno es muy completo. 

Poco a poco fueron llegando todos los miembros de la excursión. Algunos se perdieron pero al final todos estábamos en el punto de encuentro. 
Desde el punto de encuentro en el parking de la estación de servicio de Shell nos dirigimos en coche hasta el aparcamiento que hay en las inmediaciones del embalse de la Jarosa. El lugar desde donde partiríamos.


Iniciamos la ruta, la foto de inicio como siempre no se hizo esperar. El embalse una vez más nos sirvió de fondo para nuestro momentazo fotográfico.

Caminamos por senderos amplios y bien definidos de arena. El grupo se notaba compacto y cómodo. Ninguno se esperaba lo que minutos después sus ojos verían.
Cruzamos el muro para ingresar al inmenso bosque que el recinto del Valle de los Caidos esconde y caminmos por sus sendas. Dejamos atrás la cantera que en otra época sirvió para construir...


Llegamos al primer mirado. Las cámaras comenzaron ha echar humo. Podíamos contemplar el Valle de los Caidos, la sierra... El lugar sorprendió muy gratamente a todos.


Caminamos entre pinos, hasta llegar a uno de los lugares más impresionantes de aquel bosque. ante nosotros estaba aquella impresionante escalinata que nos llevaría hasta uno de los miradores más bonitos de nuestra sierra.


Llegamos al cielo. las vistas desde el Altar Mayor eran impresionantes. Ninguno dejo un rincón de aquel lugar sin explorar.


Descendimos por el sendero que eran escaleras del mismo tipo que todas las anteriores. El asombro fue generalizado nadie podía creerse que aquello seguía y seguía hasta la carretera.




El siguiente mirador era una  terraza con vistas a Madrid, la sierra. Fue el lugar elegido para comer. Claro antes de sentarnos , nos cansamos a hacer fotos.



El descenso fue rápido, seguimos una senda muy bien marcada. Tuvimos que saltar el muro y como la hora de llegada era sobre las cuatro de la tarde nos dejamos llevar y ampliamos el recorrido.
La ruta llego a su final, regresamos a Guadarrama y celebramos que una vez más la ruta había sido un éxito. Lo celebramos como dios manda.

Escrito por: Miguel.@76