domingo, 4 de febrero de 2018

SIERRA DE LA CABRERA, EL PICO DE LA MIEL

La sierra de la Cabrera fue el lugar escogido para el paseo de esta semana. Es uno de los montes-isla más importantes de la vertiente sur guadarrameña, denominación que se refiere a aquellas elevaciones montañosas que aparecen separadas de la alineación principal. El Pico de la Miel, de 1392 m seria el lugar por el que atacaríamos aquella impresionante sierra.


  
El punto de encuentro inicial, el Restaurante Machaco, se encontraba cerrado. Pero al entrar en La Cabrera observe que había más bares, aparque el coche y me decidí por el Hotel Mavi, tenía buena pinta y entraban todos los camioneros y trabajadores de la gasolinera cercana.  Fue llegando el grupo lentamente, desayunamos...
Llevamos los coches al punto inicial, sacamos el equipo y nos pusimos en marcha en dirección al Pico de la Miel. La foto de inicio de ruta no se hizo esperar. El Pico de la Miel de fondo...

Callejeamos por la Cabrera, hasta que el pueblo se acabo. Llegamos a un Hostal, Cancho del Águila.  Desde su aparcamiento, arrancaba una pequeña senda.


  


Aquella senda estrecha y pedregosa nos mostró una visión de la Cabrera más cercana. No dudamos en hacernos más de una foto con aquel precioso pico a nuestras espaldas,
  


  

  


Ascendimos por aquella nueva senda que era un claro PR. Aquellas marcas amarillas y blancas no nos dejaban dudas. Las vistas eran preciosas, el horizonte se convirtió en una preciosa postal.
  

  
Seguimos las señales del PR. En el camino comenzamos ha encontrarnos nieve y en algunos sitios hasta hielo pero caminamos atentos al terreno y cuando nos estábamos dando cuenta subíamos como cabras por aquellos inmensos bloques de piedra hasta el Pico de la Miel.
  

  
El ascenso no fue todo lo complicado que nos esperamos. Los bloques de piedra no estaban todo lo húmedas que en un principio pensamos. 


  


Las vistas desde el Pico de la Miel eran impresionantes contemplamos el horizonte, veíamos Madrid, la Pinilla... Si mirábamos en la otra dirección contemplábamos la Sierra de Guadarrama nevada
Unas vista muy bonitas



El descenso fue rápido, aunque en algún momento tuvimos que retroceder sobre nuestras pisadas por que era muy difícil seguir avanzando. Cuando finalizamos el descenso realizamos una parada para tomar un tentempié y descansar unos minutos.  Un caldo, chocolate, frutos secos...



Avanzamos por la senda marcada con el PR, cubierta de nieve y en ocasiones con hielo. Algún que otro resbalón, ascenso con dificultad. En general teníamos que ir atentos a nuestros pasos.



Caminamos por aquella zona atentos en todo momento al terreno que pisábamos. Las vistas de la sierra nevada a un lado y las formaciones rocosas al otro animaban el paso. Muchos comparamos el lugar con la Pedriza.

Lo que muchos llaman agujas en la Cabrera se convirtieron en magníficos fondos para nuestras fotografías artísticas.

El camino se volvía cada vez más bonito. Las vistas de aquellos parajes nevados nos enamoraban a todos. Algunos reconocimos unas antenas que había en un alto de una de nuestras ultimas rutas del 2017.


Algunos se deleitaron jugando con la nieve y aprovecharon para sacarse alguna que otra foto.


Cuando nos empezamos adentrar en la zona Sur de la Cabrera, el clima cambio y el paisaje. La nieve desapareció y el hielo se esfumo. Todos comentamos la diferencia notable que había de una zona a la otra.



Las vistas de la Cabrera desde aquella zona eran espectaculares. Aquellos bloques de piedra nos tenía eclipsados. El sol calentaba con fuerza, parecía que estábamos en otro mundo después de estar horas caminando por nieve, hielo y con tanto frío.




Nos quedaba poco para llegar al pueblo, los últimos kilómetros gracias al buen tiempo y a nuestras ganas de acabar la ruta se hicieron muy amenos.


Cuando llegamos al Convento de San Antonio, ya sabíamos que el pueblo estaba a unos pocos metros. La ruta había sido una chulada.
¡¡¡RUTA SUPERADA!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario