viernes, 13 de julio de 2018

VALVERDE DE LOS ARROYOS

A los pies del pico Ocejón se encuentra un pueblo ubicado en un entorno inmejorable. A sus construcciones de pizarra negra y cuarcita no les falta detalle, como las balconadas de madera o los acebos, que con sus frutos rojos ponen la nota de color allí donde el tono predominante es el negro.

Sabeedor de su atractivo en Valverde no faltan los restaurantes, alojamientos rurales y tiendecitas de artesanía y productos locales. Como las manzanas, que todos los otoños los lugareños recolectan y venden en la puerta de sus casas.
Valverde tiene el plus de ser el punto de partida de dos de las excursiones más populares de Guadalajara: la subida al Ocejón y las Chorreras de Despeñalagua. Estas cascadas de 120 metros de altura se encuentran al final de una senda apta para toda la familia. Un agradable paseo que siempre tiene premio, incluso en invierno cuando suelen estar heladas.