martes, 28 de enero de 2020

Aprender a caminar.

 Caminando hacia la cima del Monte Abantos, me di cuenta de que alcanzar una cima es un reto que uno tiene que tomarse con calma. Aprender a dosificar las energías es muy importante para poder llevar acabo cualquier caminata, sencilla o de más envergadura. Os lo dice una persona que ha realizado la Transtrevinca una ruta de 90 Km y que sufrió duro para completar el trayecto.

  Cuando comencé aquella proeza en mi cabeza resonaba una frase que había escuchado a los ancianos del lugar.

"Empieza caminando como un viejo, 
para llegar al final como un joven"

  Creo que desde siempre me he fijado mucho en la forma que tiene cada uno cuando camina, unos parecen unos patos otros caminan a saltos, otros parece que se van a caer... Siempre he querido mejorar mi estilo, pero uno es humano y que queréis que os diga no tengo ni idea ni de como pongo un pie delante del otro; seguramente camino como un pato mareado, ja, ja.

  Todos cuando nacemos aprendemos a caminar por intuición, muchos lo hicimos antes de hablar y con el paso del tiempo hemos ido cogiendo malos hábitos que  han convertido en lesiones a lo largo de los años. 

En conclusión, no sabemos caminar, yo el primero así que aquí os dejo un vídeo para que aprendamos a caminar correctamente. 


Espero vuestros comentarios, para saber si camináis bien, os sirvió para algo o simplemente "Se que camino como un pato" lo mio ya no tiene arreglo...