martes, 13 de octubre de 2015

CERRO DEL AGUILA

Las 9 de la mañana y todos puntuales estábamos en el punto indicado. Todos a desayunar a...
Foto de archivo de hace unos meses, ¡Como hemos cambiado!
Iniciamos la marcha, con alegría e ilusión. La foto de inicio de ruta no pudo faltar. Las gotas de agua no nos iban a parar.

La senda por la que iniciamos la caminata desde el punto cero era dura. Es lo que tiene el camino romano hasta la Fuenfría. Para entrar en calor no estaba nada mal. El grupo comenzó a a estirase. primera parada para respirar.

Tras una breve parada, nos pusimos en marcha con paso firme y ligero. No tardamos en estirarnos y cundo llegamos al precioso puente romano nos paramos. Foto en el puente, foto  subidos al puente... La Fuenfría estaba cada vez más cerca.







Reiniciamos el camino y cuando nos quisimos dar cuenta... La preciosa Fuenfria estaba ante nuestros ojos.



Descansamos unos minutos y a continuación reiniciamos la marcha siguiendo la amplia senda señalizada por marcas rojas y blancas del GR-10.


Algún capullo  clavo el 1 de más. Ja, ja
Las vistas del valle eran preciosas. Montón de Trigo se veía impresionante y el cerro Minguete... Nuestros ojos estaban disfrutando de una belleza de la que hacia meses no disfrutábmos.




Al fondo intuíamos la senda que nos llevaría a la cima del Cerro del Águila.

Llegamos al desvío del camino, pasamos la valla y nos topamos con otro grupo de senderistas y protección civil. Murmullos y atravesamos aquella masa humana sin dificultad. Ahora tocaba subir.






 Parada para retomar fuerzas y afrontar el ultimo tramo.
 Los caballos alegraron nuestra subida. Momento foto.









Llegamos a la cima y las vistas eran impresionantes.


Tocaba descender, tomar el camino a la que seria nuestra ultima subida. Así lo hicimos. Descendimos y llegamos al punto donde teníamos que iniciar la subida. Iniciamos el debate...¿Comer y luego..? ¿Ascender?...
Decidido con la tripa llena ni dios subiría hasta aquel lugar. Todos para la cima de aquella cima. 
El punto geodésico se veía a gran distancia y pusimos la quinta hacia aquel montón de piedras que era nuestro objetivo. El grupo se estiró, era la ultima cuesta y nuestras piernas se resentián. Poco a poco fuimos llegando a la cima.











 
¡¡¡Llegamos!!, Las vistas eran impresionantes.-Oh,oh!!. No se como decirlo!! Aquellas piedras y aquel punto geodésico es la Peñota....Nos la hemos pasado!! -A comer que nadie diga nada!!
No nos quedo muy claro la verdad!!







 
Comimos, reímos y disfrutamos de aquel momentazo en aquel espléndido lugar.





Una que ya teníamos los estómagos llenos, iniciamos el descenso a la Dehesa, donde teníamos aparcados los coches. No hubo mucho problema para llegar, era cruzar caminos y seguir los diferentes puntos de colores. 








 
Llegamos a nuestro destino y el Bar Casa de Cirilo nos estaba esperando.





Ahora podíamos gritar eso de:
¡¡¡ R U T A   S U P E R A D A !!!