martes, 17 de noviembre de 2015

SILLA FELIPE II

Esta vez quedamos en el aparcamiento del embalse del Romeral. Un clásico para aquellos abanteros que han hecho la super rutas de la cima de Abantos.
 

Pero antes de iniciar la marcha, teníamos que desayunar. Todos a la plaza del ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial que hay fijo hay algún local para desayunar.
Subimos, nuevamente a por las mochilas ect.. Ahora, sí que sí íbamos a iniciar la ruta.
Iniciamos la marcha rumbo hacia el Monasterio del Escorial.
El lugar era impresionante. No nos pudimos resistir ha hacernos unas fotos ante aquel impresionante monumento.


Caminamos un poco y más fotos.





La ruta continuaba de bajada. Entramos en los jardines del príncipe. un lugar de recreo para su exmagestad y en aquel instante para nosotros. Como no las fotografías no cesaron el lugar era una preciosidad.














Salimos de los jardines y continuamos la visita por las calles del Escorial. Oh! Oh! Al cruzar la estación . paramos y  miramos el mapa. Algo no iba bien.

Retrocedimos sobre nuestras pisadas y regresamos a los jardines del príncipe. Ya que estábamos nos fuimos por otra zona y visitamos lugares nuevos para nuestros impresionados ojos.





Este lugar es precioso. 



Salimos del parque, por el camino bueno. Por fin nos alejábamos de la urbe hacia la naturaleza. La silla de Felipe II nos seguia esperando. Pero como siempre veriamos lugares maravillosos antes.

















Cruzamos la carretera en concreto la que va al puerto de la Cruz Verde. M-505.  Unas fotos y unos minutos de descanso. Antes de afrontar el ascenso hasta la silla de Felipe II. Je je Algun coche perdio una rueda.
 
 
 
 
 
 
 

Lo primero que visitamos fue la Ermita de Gracia. Pequeña y muy bonita. Reanudamos nuestro book fotografico de la ruta.



 
Iniciamos un pequeño ascenso que se fue endureciendo poco a poco. La carretera hacia zic zas y nosotros por el sendero la cruzabamos de vez en cuando. Llegamos al punto donde había muchisimos coches estacionados y gente por todas partes.
 
 
Llegamos al paraíso.¡Un bar! ¡Así había tanta gente!. Nosotros a lo nuestro ha visitar la silla de Felipe II. El colapso en el lugar no nos freno. Foto, foto, foto...
 
 
¿No, no vamos a ir al Bar! te pongas como...Ja,ja
Seguimos la senda, un camino de bajada amplio. El paisaje a ambos lados era muy chulo. La arboleda esta en pleno auge otoñal y eso nos encantaba.









 Llegamos a la cueva del Oso. Muy chula.
La hora de la comida ya estaba cerca. Aquel lugar era muy chulo. No lo dudamos y nos sentamos a comer mirando al Monasterio. Valla pasada de vistas.
El momento de comer fue muy placentero. El lugar era muy, muy bonito.


Nos costo ponernos en marcha, pero tocaba volver. Nos pusimos en pie y continuamos el camino. Cruzamos la carretera y seguimos una preciosa senda que nos acercaba más y más a nuestros coches.








Hasta aquel momento todo era precioso. La mezcla de colores seguía siendo una preciosidad. La ruta estaba siendo un éxito.










La senda entre aquel pinar era una preciosidad, la ruta en si había y estaba siendo una preciosa caminata por el Escorial.







 Llegamos al pueblo, el humor estaba instaurado en nosotros. La ruta una vez más había sido todo un éxito.


 
Ahora ya si podíamos decir eso de...
¡¡¡RUTA SUPERADA!!!