lunes, 18 de enero de 2016

PEGUERINOS

Vamos con el toque de humor, que no todo van a ser historias reales y funestas. Para reírnos un poco, la mejor opción es esta película francesa de Coline Serrau: Peregrinos(De Santiago a la Meca si hubieran traducido literalmente su título original). Tres hermanos que se odian entre sí y que odian caminar deberán hacer el Camino de Santiago si quieren recibir su herencia: así lo dice el testamento de su madre. Pero no irán solos: a la salida descubren que harán el camino con un grupo de otras seis personas. Un drama con mucho humor para todos los públicos.
Lecciones que aprendimos con Peregrinos:
  • La importancia del grupo. Exacto: todo buen senderista sabe bien lo importante que es cuidar del grupo con el que camina. Ellos son tu apoyo cuando te falta el aliento, la risa cuando te vence el cansancio y la esperanza que te anima a ver que no estás solo, incluso si decides iniciarte solo en la aventura del Camino de Santiago.
  • Descubrirse a sí mismo. Es el tópico más grande de todos los tópicos del senderismo, pero es cierto. La naturaleza, el ejercicio físico y la desconexión del ajetreo hacen que la comunicación intrapersonal (tuya, para ti, contigo) se intensifique hasta darte cuenta de cosas que nunca hubieras descubierto de no ser gracias al senderismo.