miércoles, 19 de octubre de 2016

ESTACIÓN DEL ESPINAR

Aquella mañana , el sol seguía un día más dominando el firmamento. No había nubes en el horizonte. Un día ideal para realizar una ruta por parajes de bosque, alguna subida... La zona de la Estación del Espinar fue la elegida.
Desayunamos, como nuestra tradición indica y nos lanzamos a realizar la ruta. El primer tramo era entre casas hasta llegar a la pista que sin darnos cuenta nos llevaba a la Panera, un lugar de paseo, entretenimiento e ideal para realizar barbacoas. Un paraíso cercano a Madrid.
La foto en el edificio que hay en la entrada de la panera no se hizo esperar.

 Continuamos la marcha por la pista, que circunvala toda el área recreativa. Era un paseo agradable entre pinos, agua y esas amplias y verdes zonas donde la gente ya estaba poniendo a punto las barbacoas.









Abandonamos aquel paraje para coger una pequeña senda. Ahora empezarían las subidas y bajadas, las piedras, el polvo... Cruzamos la cancela y empezó el autentico sendero.





 Llegamos a aquel pequeño valle, que era un cruce de caminos. ¿Cuál coger?. ¿Qué sendero seguir?. Móvil en mano tiramos del GPS y aunque la decisión parecía la incorrecta, por el gran cartel de "PROHIBIDO", era la correcta. Había que leer el cartel para darse cuenta que si se podía pasar.



 Seguimos la senda, algún sitio nos tenía que llevar. El paraje era muy chulo y todos estábamos disfrutando una ruta más.












 Llegamos a un refugio. Como siempre los más intrépidos nos adentramos en ella mientras el resto buscaba un lugar cómodo para comer. como no tuvimos que dejar la huella de Abantos en aquel lugar.









 Reiniciamos la marcha rumbo a algún lugar. Nos tocaba subir y subir. Estómagos llenos cuestas interminables.



Llegamos a todos los cerros cercanos al puerto del Alto del León. Casi llegamos hasta el. Junto a la bandera lo indicamos claramente.








 Conquistamos alguna que otra pequeña cima.





 Llegamos casi hasta el puerto, pero había que regresar.















Retrocedimos, el camino de vuelta  que Wikilock nos marcaba estaba lejos. Tendríamos que improvisar. Bajamos por el tendido eléctrico, el pueblo de  San Rafael...

 ¡Mirar la salida del túnel! Que pasada, nunca había estado por hay.




 Caminamos por San Rafael y los alrededores.
 Llegamos a la estación del Espinar nuestra ruta había acabado. 24 Kilómetros y  merecíamos un descanso.


Ahora podíamos decir aquello de:

¡¡¡¡¡RUTA CONSEGUIDA!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario