miércoles, 12 de octubre de 2016

PESQUERIAS REALES


Una vez más San Idelfonso se convirtió en nuestro punto de encuentro. El parking que hay enfrente del Parador seria una vez más el punto de encuentro.
sistrol-parador-la-granja
Al llegar todos observamos con gran tristeza y desilusión que la churrería de Chema estaba cerrada y con un cartel de se vende. Nos sentíamos perdidos desorientados donde íbamos a desayunar ahora...
Iniciamos la marcha, pero no sin antes realizar un precioso selfie que marcaba el inicio de ruta.

Iniciamos el camino dirección hacia el embalse de Pontón alto. La senda se dibujaba por la orilla de la carretera, era un inicio de ruta que nos comenzaba a marcar el lo que sería el futuro de toda ella.



Cuando llegamos al embalse, todos nos entristecimos, el nivel del agua era muy bajo. El embalse estaba en niveles críticos.









Continuamos el camino, casi un paseo por la orilla del río Eresma. Una ruta muy agradable tanto por el camino como por el día que nos estaba haciendo.







Se convirtió en un precioso paseo, río, arboles. un terreno llano... La ruta era un autentico paseo.





El agua y el entorno nos deslumbraba. Estaba siendo una autentica belleza de ruta.











Cuando nos quisimos enterar el camino y el Eresma nos llevaron hasta Valsain. Una pequeña presa en el río lugar de baño en el verano, nos sirvió para tomar un alto en el camino.








 Uno fue a inspeccionar el lugar y se encontró con ...

Valsaín, su entorno, su palacio ruinoso nos sorprendió gratamente. Aquel pueblecito era una chulada.


Continuamos nuestro camino, Habíamos decidido llegar hasta Boca del Asno. Una vez en la zona, parada para comer.












Llegamos a Boca del Asno y nos alejamos del bullicio hasta un pequeño y escondido rincón junto a nuestro acompañante de ruta el río Eresma. Tocaba comer y todos teníamos muchísimas ganas de ello.Comer en aquel paraje era algo maravilloso.














Las fotos unipersonales, no pudieron faltar. Esta vez a diferencia de otras no fueron ni a mala leche ni a cazar.









Alguno, el que pudo estuvo echándose un sueñecito, junto a unos niños que no tramaban nada bueno...


Comidos, descansados, iniciamos la marcha. Teníamos que regresar a Valsaín. Elegimos una senda diferente.




Cruzamos la CL-601 para recorrerla en paralelo hasta coger la calle de la Serrería Real. El camino torno en subida.








Puente blanco, puente negro... El trayecto era una chulada.





Continuamos la marcha por aquellas impresionantes pistas no sin antes pasar por alguna puerta giratoria. Al llegar a la puerta del palacio supimos que el final de ruta estaba al caer.





Llegamos a San Idelfonso, la ruta había llegado a su final.

Celebración del final de ruta. Nos dieron la cerveza que les dio la gana....



 
Ahora ya podíamos decir aquello de:
¡¡¡¡ RUTA CONSEGUIDA!!!
SI NO LO SUJETA SE CAE!!!