lunes, 16 de marzo de 2020

Un paseo por el wester made in Spain

Aquel sábado decidimos realizar una preciosa ruta por un pueblo que nunca antes habíamos visitado. Hoyo de Manzanares era el lugar elegido para nuestra peque aventura de aquel día.
Repusimos fuerza en El Plaza, un establecimiento que nos trato muy bien y con vistas a la plaza del ayuntamiento. Todo un lujo del cual solo unos privilegiados podíamos disfrutar.

Iniciamos el camino por las calles del pueblo, contemplando el espectacular fondo que la montaña cercana nos regalaba a la vista.

Encontramos la senda a seguir. Los carteles nos indicaban muy pero que muy bien cual era el camino a seguir. La Cruz del Pan nos esperaba.
 El Arroyo del Chaparral nos recibió para indicarnos que en algunos momentos veríamos agua por el camino.
 En antaño por la zona se rodaron películas del Oeste y nosotros llegamos a uno de aquellos lugares. Teníamos que imaginar lo que fue aquello, baqueros, indios paseando por aquel precioso lugar.
La ruta no implicaba dureza alguna y rápidamente llegamos al Mirador de la Berzosa en el cual realizamos una parada. El dron de Abantos realizo unas tomas del grupo y del lugar y aprovechamos para tomar algún alimento.
Bajamos por el Barranco del Cura, que si uno lo conoce es una pequeña bajada sin dificultad alguna.

Las casas parecían estar ya tan cerca, que el propio sendero giro y giro hasta que nosotros tomamos rumbo a Hoyo de manzanares. Las pequeñas lagunas nos sorprendieron.

Continuamos la marcha en busca del la Cruz del Pan. Antes tuvimos que pasar por una zona de colmenas que más de uno se sorprendió de su presencia.

La cruz del Pan estaba ante nuestros ojos. Bueno cruz física no había solo era un conjunto rocoso desde el cual se tenían unas preciosas vistas de la Sierra de Guadarrama. Decidimos realizar la parada para comer y luego el dron realizaría alguna que otra toma del lugar.

Regresamos, por el sendero donde nos encontramos otro lugar donde en tiempos los decorados de grandes rodajes del oeste formaron parte del lugar.

Llegamos al pueblo de Hoyos de Manzanares y nos fuimos a celebrar el final de ruta al bar donde aviamos desayunado. Ahora sí podíamos decir aquello de: