jueves, 3 de septiembre de 2020

Torredolones un paseo veraniego

 Los senderos nos esperaban en esta nueva etapa de Abantos, en la que teníamos que convivir con el Covid-19. La vida sigue y los senderos siguen hay esperando que nosotros los visitemos.

 En esta ocasión elegimos Torrelodones para disfrutar de una alegre jornada de senderismo con la magnifica gente de Abantos. Era la primera vez que visitamos aquel lugar y todos llegamos bien.


 Antes de iniciar la marcha, manteniendo la tradición del grupo nos fuimos situando para la siempre deseada foto inicial, esa que nos indica que comenzamos una nueva aventura.


Iniciamos la marcha con la mirada puesta en aquel Torreón al que sin duda tendríamos que subir para disfrutar de las hermosas vistas que en aquella posición estratégica nos ofrecía aquel cerro.

 Las sendas eran amplias y fáciles de caminar, los paisajes nos dejaban disfrutar de la Sierra de Guadarrama y de una naturaleza de hermosos colores verdosos. 

 La Presa del Gasco nos esperaba al final de un camino repleto de senderistas que bajaban y subían del lugar. Aquel lugar era sin duda una muestra de la desolación que una masa de ormigon queda cuando dejan de utilizarte.

 Nos habían dicho que por la zona se podía disfrutar de un precioso arroyo y lo descubrimos pero su belleza no era tal y sus aguas tenían un color chocolate que a ninguno nos gusto.


 Llegamos al final de nuestro trayecto, había sido una jornada de encuentros, recuerdos y buenos momentos.

¡HASTA PRONTO!