jueves, 26 de noviembre de 2015

VALLE BARRANCA

Llegamos a Navacerrada a la hora indicada, las 9 am. El cielo estaba encapotado y la lluvia pretendía chafarnos el día rutero. Como decimos en Ab@ntos: Bueno, uf! Pues nada, pasamos al plan B y si no al C. Lo primero era tomar un buen desayuno en...
Ya sabéis algo típico del lugar.
Como digo siempre, Ab@ntos vela por el grupo y la lluvia ceso. Todos a los coches y al aparcamiento que hay cerca del Hotel la Barranca.
 
Iniciamos la ruta, foto de inicio de ruta.

Los arboles al vernos nuevamente en la zona nos saludaban con sus ramas. Javier, me miro y comento: Somos un poco... Me entro la risa, je je. A lo que respondí: ¿Por que? El pino ese esta haciendo gimnasia, no ves como se muev de lado a lado. Anda tira, tira.
Uf!! Hacia frio y había un viento huracanado de narices. Pero y que a nosotros ya no nos para nada( Venga va, la lluvia sí).


El poder del agua nos hipnotizó los dos embalses estaban espectaculares. El del Ejercito del Aire estaba espectacular, la verdad.








Continuamos el camino, el ruido del viento retumbaba en nuestros oídos y las nubes velozmente cruzaban por encima de nuestras cabezas. La subida constante, nos hizo olvidar el frio que gobernaba el lugar..










La fuente del camino,( Fuente de Mingo), nos sirvió para reagruparnos y dejar rienda suelta a nuestro fotógrafo interno.





 Continuamos el camino. El viento parecía haber reducido su poder aunque el frio seguía presente.





Llegamos al punto más alto de la ruta. Un amplio mirador desde el que nuestros ojos se deleitaron del precioso paisaje. Desde el mirador de las Canchas, observamos la Maliciosa, intuimos la Bola, las nubes la tenían tapada, Madrid....







El aire huracanado y el frio nos hicieron que nuestra visita fuera breve. Ahora el camino era de bajada, un lujo que teníamos que disfrutar. Llegamos a el Mirador Sierra de las Cabrillas, ya sabeis lo que ello significaba.








 
 



 
Seguimos el sendero, pero nos llevaba a la carretera que sube al puerto. Parada técnica consultamos mapa y... Nuevamente estábamos en marcha campo a través, un clásico de Abantos. Bajamos, llaneamos y subimos.- ¡Mira un niscal! y otro y otro más. .Tienes razón Javier hemos venido hacer senderismo no a setas...



 



Encontramos el camino y por decisión unánime hicimos la parada para comer.


El frio y ese cielo nublado que se estaba poniendo feote, nos hizo apresurarnos en el tema alimentación. Cogimos las mochilas y nos pusimos en marcha.

El camino de vuelta se nos hizo cuesta arriba, en realidad era eso subir y subir. Derepente sufrimos un Deja vu  colectivo. Todos juraríamos que habíamos estado ayí. Ja, ja, ja. Notición, ahora era todo bajada.




Continuamos el camino, rumbo a los coches. Bajábamos rápidamente, el cielo estaba tomando el típico color, Va a nevar de la leche, El frio había descendido y había una calma inquietante.





Llegamos al coche disfrutando de la sensación de sentir en nuestros rostros los primeros copos de nieve. Todos ya sabíamos que aquella noche iba a caer una buena en el lugar. Cojimos los coches y todos a Navacerrada a celebrar el final de ruta.
 ¡Gracias chic@s a sido otra ruta maravillosa!

Ahora ya podíamos decir eso de...
¡¡¡ RUTA SUPERADA!!!