lunes, 26 de junio de 2017

CUEVA DEL MONJE



Una vez más la Granja de San Idelfonso fue el lugar elegido como punto de encuentro del grupo. Desayuno con churros para tomar fuerzas en el mítico local que meses atrás estuvo cerrado.

Nos fuimos en coche hasta el punto de partida. Valsain nos esperaba. La foto de inicio no se hizo esperar, el selfie una vez más fue utilizado para obtener la primera foto de la ruta.

El inicio entre la arboleda fue relativamente fácil. Aunque el calor comenzaba ha hacernos mella.






Los primeros kilómetros fueron de pura solana. La vegetación de pino no abundaba en el lugar y el sol nos estaba agotando rápidamente. Las vistas eran chulas pero...




Llegamos a la zona de guerra, trincheras, nidos de ametralladora. Aquello era un secarral. No paramos mucho tiempo para no desidratarnos.













Llegamos a la Cueva del Monje y el momento fotografía nos conquisto.  El lugar tenía su misterio. ¿Quien es el que cambia año tras año las flores? ¡Eh!

Ascendimos velozmente, ( ¡Seré mentiroso!). Ascendimos por aquel camino estrecho entre preciosos pinos y tras muchos minutos de fatiga contemplamos la cascada.





 

 

10 minutos y llegamos a la silla del rey. Yo tarde 8 minutos, el resto. En verdad seguí corriendo no quería que me clavaran un bastón. Ja, ja,ja

Todos nos sentamos en el trono y disfrutamos del entorno que una vez más era precioso.








Comimos y llego el momento siesta. Un clasico en el lugar. Mis senderistas de Abantos si es que un día les voy a reventar.


La foto con la histórica bandera no se hizo esperar.




Llegamos al final de la ruta y una vez más celebramos la nueva ruta.



¡RUTA SUPERADA!